Thursday, May 18, 2017

Por qué este blog?

Mi decisión de empezar a escribir un blog sobre la bicicleta como medio de transporte y pasatiempo en Medellín (no un blog sobre ciclismo) nace del "cruce" temporal de varias circunstancias:

Mi fascinación por la bicicleta y su versatilidad, como medio de transporte y felicidad.

La situación de contaminación en marzo de 2017 durante la cual las autoridades locales decidieron aumentar las restricciones al uso de automóviles particulares de manera temporal durante algunos días tras haberse disparado las alarmas del sistema de monitoreo de calidad del aire, lo que me llevó a probar la bici para ir al trabajo. 

La segunda licencia de maternidad de mi esposa, gracias a la cual estoy libre de ser su transporte oficial por aproximadamente 6 meses lo que me permite montar hasta y desde el trabajo casi todos los días con dos beneficios particulares: el primero, mantener mis piernas acostumbradas a pedalear mientras vuelvo a tener ánimos para madrugar los domingos a montar, y el segundo, el dinero ahorrado en gasolina ayudará a cubrir, aunque solo parcialmente, los gastos extra de pañales y leche de fórmula (y hay quienes se quejan de que la gasolina es cara!).

Durante los últimos años mucha gente ha entendido que la bicicleta es una gran parte de la solución a los problemas de movilidad y contaminación en la(s) ciudad(es), pero todavía ha muchos que encuentran excusas para no adoptarla. En mi caso la principal era el miedo a terminar aplastado por un bus tras una experiencia poco agradable de salir en bicicleta durante un "día sin carro" hace algunos años, tras la cual opiné: "hasta que haya buenas ciclorutas no vuelvo a ir a la oficina en bicicleta"; también estaba el pajazo mental de que mi esposa y yo vamos juntos en el carro al trabajo (e incluso en ocasiones llevamos a alguien más) y por ende "somos más responsables y contaminamos menos".

Estas circunstancias me motivaron a intentarlo de nuevo y a contar mis experiencias para que tal vez, otros se motiven también.

Necesitamos mejor infraestructura, y trataré de mostrar mi punto de vista al respecto, pero la forma más fácil de cambiarle la cara a la situación del tráfico y la contaminación en Medellín es que más gente salga en la bici, tome confianza para moverse en ella y se vea al ciclista (en el sentido más amplio de la palabra) como un actor relevante en la vía. Además de mi propia presencia en la calle pedaleando, este blog es mi otro grano de arena para tratar de que así sea.


No comments:

Post a Comment

Cómo no sudar (tanto) en la bici. Parte II

Tras escribir la semana pasada sobre algunos consejos para mantenerse fresco mientras se usa la bici como medio de transporte utilitario (...